29.10.09


XVII
La mujer caminó por el centro de la avenida. Hizo equilibrio sobre las líneas amarillas. A su lado pasaban colectivos bestias sacudiendo el cuerpo menudo. La mujer caminó sobre el asfalto, la otra noche que se había caído de la noche. Caminó sonámbula. Sólo se escuchaba el sonido de su cabeza tejiendo y destejiendo la locura.

2 comments:

jaqui said...

a pesar de la tristeza, siempre hay alguien que te cuida..
santi

DonGato said...

El asfalto de tu locura riza mis palabras cada vez que derramo letras.