5.11.09

XIX
Recordá el tiempo de la felicidad, se dijo. El salto del estómago al vacío. La longitud oceánica del beso. Su primer abrazo. Recordá el tiempo de la felicidad. Y estableció paralelas, coordenadas, líneas en el viento. La memoria era un antílope desbocado.
Apenas ayer, se dijo, rescatamos al pájaro. Recordalo. Apenas ayer tenías dos ojos y dos manos y dos piernas para atravesar el mundo. Recordalo.
Corrió por la casa desmadejando la trampa que le tendían los días.
Afuera hay sol, Alejandra. Y ella hoy ya no quiere vestirse de cenizas.

4 comments:

Paula said...

Hola! me encanta el blog! todo lo que escribis está re bueno. Yo tengo un blog de crítica literaria y me gustaría que me agregues a tu lista de blogs, yo ya te agregué al mío. les dejo a todos el link para que pasen:
http://www.presadeldesconcierto.blogspot.com

Santi said...

Hola Bonita.. como me gustaria poder se seguidor compulsivo de tu blog.
me encantaria ver que seguis colgando poesias y poniendo todo lo que escribis.
un beso
siempre tuyo.
tu hermano postizo
que te quiere mucho
santi

mélan said...

yo me acuerdo cuando vos rescataste al pájaro de la lluvia.

mélan said...

yo me acuerdo cuando vos rescataste al pájaro de la lluvia.